jueves, 20 de abril de 2017

LA FALSEDAD, LA HIPOCRECÍA Y LA SALAMERÍA NO SON DE ESTE SIGLO

ESTE ARTE INDIGNO NACIÓ HACE SIGLOS...
HACE CIEN AÑOS, EN UN SUELTO, LA PRENSA DE PARANÁ LO DESCRIBÍA ASÍ:

SÁBADO 12 DE MAYO DE 1917. 
EL ADULADOR. La adulación es el papel más denigrante que el hombre desempeña en la sociedad.
  El adulador es falso, es traidor, cobarde, hipócrita, egoísta y malvado.
  Cuando le sonríe y le habla a la persona de la cual espera recompensa, lo hace de una manera suave y respetuosa que le atrae a la confianza; estudia todos sus gustos y aficiones procurando complacerle, explora sus sentimientos y, poco a poco, muy sutilmente, se apodera de su voluntad para verter arteramente en su corazón el veneno de la calumnia a fin de moverlo al odio y a la venganza contra dignos y honrados.
  En público alaba y enaltece a la persona objeto de sus zalamerías cuando se sabe que llega a su conocimiento y cuando hace aprecio y confianza lo explota cuando y como puede y - por último - es muy probable que termine vendiéndolo como Judas a Cristo.

 El adulador es digno del desprecio de sus semejantes y se  debe huir de él como de muchos de nuestra sociedad…

"Nuestros viejos no eran tontos e ignorantes como algunos suponen..."