jueves, 10 de agosto de 2017

LA DISTORSIÓN INTERESADA DE LA HISTORIA DE SAN BENITO - I

INTRODUCCIÓN
NO QUEREMOS SER PARTE DE AFIRMACIONES 
SIN SOPORTE DOCUMENTAL
Nos llama la atención la forma con la que el representante esloveno (honorario) en Paraná, Carlos César Bizai, a quien en su juventud conocimos como ‘Carlitos’ de calle Misiones de Paraná,  ha engañado a las autoridades locales con falsos argumentos para lograr un objetivo que no tiene otro fin que el de dejar de ser ‘honorario’ ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Eslovenia.
Carlos Bizai pretende engañarnos a todos con una falacia que tiene su correlato con la historia de lo que se podría llamar la ‘Patria del Friul’, tal como la describe el reconocido historiador Pier Silverio Leicht (Este apéndice particular trataré de desarrollarlo más adelante).
Es el propio Bizai (conocido también con el alias ‘Carlitos’ en los años ’70) quien argumenta que no es materia de discusión que – precisamente – nuestros inmigrantes eran ‘friulanos’.
Desde ya que, partiendo de la base histórica del origen de la propia palabra: FRIUL (para nosotros: Friuli), es insostenible  relacionar esa región con la etnia eslava.
FRIUL es una palabra compuesta por "Foro + Julii" en latín romano, lo que traducido significa “El Foro De Julio” (Emperador Julio César de Roma). Se usó antiguamente esa identificación porque el emperador romano concurría a esa zona (Aquileya) de la actual ciudad de Cividale, para tomarse unas vacaciones cada tanto.
La pretensión de introducir una cuña para distorsionar esa realidad es inaceptable desde el estricto punto de vista histórico. No es San Benito el lugar para hacer revisionismo de la geopolítica europea, pero sí debemos tomar como inequívoco que toda la región de marras tuvo  vinculación en el tiempo con el imperio romano y – años más tarde - con el ducado longobardo de los años 770 en adelante (¡si: setecientos setenta después de Cristo!)… ¡que se sepa los longobardos no tenían origen eslavo!
Volviendo al engaño del que hemos sido objeto, hasta desde el punto de vista documental en el trámite inicial introducido en el propio Honorable Concejo Deliberante de San Benito,
se puede leer entre líneas la pretensión de ampliar con falsedades una mayor presencia de la descendencia eslava en esta región con fines particulares que justifiquen mayores gastos por parte de aquel país del oriente europeo.
Ha sido tan burdo el argumento de Bizai con el que ha engañado a todos con aquello de que el “primer inmigrante en la Colonia 3 de Febrero (hoy San Benito) fue un esloveno”, tal como lo ha publicitado en marzo de 2016 en un medio escrito de Paraná, que nos permite dudar de la real intención.
Este sólo detalle hace presumir y justificar en nuestra humilde opinión que debajo de todo este circo que se quiere montar no hay otra cosa que un interés sugestivo o interesado.
La verdad es que me llama la atención que los concejales de nuestra ciudad no revisaron en su momento los antecedentes presentados por Carlos Bizai en el trámite para el cambio de nombres de calles en el ejido, como tampoco auscultaron en la historia de la región del Friuli si, al menos, existían otras opiniones respecto a esta cuestión que es tan seria y que nosotros desde aquí no somos quienes para contradecir.
Si por cuestiones de política no he sido consultados oportunamente, aun sabiendo que he investigado y escrito libros sobre el tema, lo acepto de mil amores, como acepté en su momento que se afirme que “la fundación de nuestro municipio fue el 13 de Marzo de 1987” cuando en realidad la fecha de fundación o creación es otra y ese día sólo el gobernador puso en funciones a un comisionado encargado de su organización (no pongo el nombre para no herir susceptibilidades)
Hay otros investigadores más prestigiosos, sin razones a la vista que puedan tentar a ningunearlos y podrían haber sido consultados. Uno que se me ocurre es el Doctor en Geografía Política, profesor universitario, investigador histórico y escritor Javier Grosutti, quien radica en aquella región italiana desde niño (nació en la ciudad de Avellaneda); él ha escrito libros sobre este tema y desarrolla la temática a nivel universitario.
En oportunidad de uno de sus tantos viajes fugaces a Argentina me convocó en Buenos Aires para conversar sobre la temática inmigratoria y me obsequio su Tesis "I 'Riestri' da Argentina, Brasile, Uruguay y Venezuela (1989 - 1994)" con la que se doctoró en geografía política, trabajo que tengo en mi poder y puede ser consultado.
Entiendo que es una irresponsabilidad – desde el punto de vista histórico – apoyar una evidente intencionalidad sectaria, distorsionando la historia, negando lo que ya fue reconocido en su momento por los propios friulanos a través de su organización en Italia y sus funcionarios (incluyendo su visita a San Benito en 1979 en oportunidad de celebrarse el Centenario).

No está demás acotar, por último, que hace algunos años me visitó en mi propiedad el senador vitalicio italiano Daniel Toros, quien fue presidente de la asociación “Friul nel Mondo” y quien – consultado al respecto - ratificó el inequívoco origen general de la región que es materia de esta controversia.

ANIBAL GONZÁLEZ COMAS