martes, 6 de marzo de 2018

ANIVERSARIO DE LA CREACION DE LA POLICÍA DE ENTRE RÍOS

Tribuna de Opinión
Por ANIBAL GONZÁLEZ COMAS
LA CELEBRACIÓN DE LA P.E.R.
En la jornada de hoy se realizó el acto recordatorio del inicio de sus actividades por parte de la Policía de Entre Ríos, ya que el 6 de marzo de 1834 el gobernador Pascual Echagüe designó al Juez de Policía de Paraná (cargo equiparable al actual Jefe de Policía), reemplazando al cuerpo de milicias y a los Dragones que cumplían esa función hasta entonces. 
Nuestra zona, San Benito en Particular, tuvo su policía a partir de la misma instalación de los inmigrantes friulanos establecidos en la Colonia 3 de Febrero, siendo su primer Comisario Don Toribio Soria, designado el 20 de noviembre de 1879.
Si algo hay para recordar es la primera noticia policial relacionada con San Benito (Colonia 3 de Febrero por entonces), en un hecho que le ocurrió al Jefe de Comisaría don Domingo Osinaldi, que había sido designado mediante decreto el 8 de junio de 1889.
No le fue tan bien en su gestión al nuevo comisario ya que le ocurriría un hecho muy lamentable en el que estuvieron involucrados tres colonos friulanos, lo que tuvo eco en la prensa capitalina
"Comisario Herido. El Comisario de la Colonia "3 de Febrero" fue ayer agredido por tres labradores de nacionalidad italiana, quiénes atacándolo por la espalda lograron pegarle un botellazo en la cara ocasionándole serias heridas.
El cobarde atentado no paró tan solo en esto, sino que por el contrario los malhechores, encarnizados y furiosos, llevaron su saña hasta morderlo y golpearlo de todos modos.

El móvil de este atropello a las autoridades, fue por haberlos citado el comisario aludido a prestar declaración para esclarecer el robo de una vaca.
El comisario fue trasladado inmediatamente a esta ciudad, donde se asiste de las heridas causadas por los labradores.
Estos se llaman Francisco Vittor, José Pause (Pausich) y Adriano Adrián (Andrián).
La autoridad debería ser inexorable con estos individuos que abusan de una   inmunidad mal comprendida y que se creen salvados de todo castigo por el solo hecho de ser extranjeros, llevando su orgullos hasta quererse sobreponer a la autoridad.
El atentado que acabamos de relatar, merece serio castigo para ejemplo y escarmiento de muchos que no trepidarán en seguir el mismo camino de los tres italianos". 
Pero nuestra ciudad tiene como primer emblema de la abnegada actividad que en el tiempo fue desarrollando la Policía de Entre Ríos en nuestra zona a don Evaristo Romero quien, estando al frente de la Comisaría tuvo destacada actuación según un corto de prensa publicado en El Entre Ríos de Paraná el 4 de diciembre de 1895:
“Policiales. Publicamos a continuación las siguientes notas pasadas por la Jefatura al Ministro de Gobierno y al Comisario del Distrito Sauce Don Evaristo Romero. Helas aquí: Paraná, diciembre 4 de 1895. Al Señor Ministro de Gobierno Dr. Faustino M. Parera: Tengo el agrado de presentar a la consideración de S.S. al Señor Comisario del Distrito Sauce Don Evaristo Romero y a los agentes Gervasio Lara, Gumercindo Andino, Martín Zapatiso, Raimundo Cabrera, Juan Pérez y Matías Roldán, por haber éstos hecho verdaderos actos de heroísmo afrontando los peligros inminentes que se presentaron tanto en la persecución como en la captura de los hermanos Ramón y Abraham Lencina que el día 30 de noviembre ppdo. hirieron de gravedad al agente Suplicio Monzón, víctima de su deber, pues fue ultimado por intentar aprehender a esos criminales.
Les digna también el alto concepto de S.S. la captura que el día 24 del mes citado, llevó a cabo el auxiliar meritorio Dn. Froilán Suárez, aprehendiendo después de seis leguas de ser perseguido al individuo Venancio Gómez, matador del súbdito italiano Santiago Ymar.
Unos y otros han sido recordados en una “Orden del Día” que ha visto la luz pública, como asimismo, la acción del desgraciado agente Suplicio Monzón.
 S.S. considero que sabrá apreciar con igual criterio tan meritorios actos que tanto acreditan a esta Repartición.
Saludo  S.S.con mi particular estima. CARLOS DHAMUSSY. Jefe de Policía de la Capital”.
“Paraná, diciembre 4 de 1895. Al Señor Comisario del Distrito Sauce Don Evaristo Romero:
Tengo el agrado de remitir a Ud.. una copia impresa de la Orden del Día que fue expedida el 30 del ppdo. con motivo de su digno comportamiento en la captura de los hermanos Ramón y Abraham Lencina, autores de las heridas inferidas al vigilante Suplicio Monzón.
Particularmente elogio su conducta por lo que ella importa un señalado servicio prestado a esta Repartición. Saludo a Ud. atentamente. CARLOS DHAMUSSY”. 
Es digno de destacar que merece la consideración de nuestra ciudad hacia este buen jefe de comisaría, quien en marzo de 1900 fue muerto en ejercicio de sus funciones por una falange política contraria a su pensamiento y sus restos fueron sepultados en nuestro cementerio parroquial, cuya histórica lápida de mármol de Carrara aun luce en su abandono y que - queda a consideración del H.C.D. - bien se podría reivindicar como símbolo y reconocimiento a quienes cuidan el orden público, mejorar el aspecto donde descansan sus restos y declarar el lugar como monumento histórico.
Mucho se critica a la policía en la actualidad... hay trabajos que se realiza de su parte  sea bien, regular o mal, pero cumplen una función harto difícil en estos tiempos... debemos reconocer que el estado está en deuda en cuanto a seguridad y que no se puede cargar la tinta sobre las espaldas de los funcionarios de turno.

La verdad es que nuestra sociedad está enferma, la proliferación de la delincuencia en todas sus modalidades es producto de una inmensa gama de causas y es allí donde el estado debe poner énfasis para dar mejores soluciones...
Un afectuoso saludo a todos los que integran la fuerza policial... Mi padre murió siendo policía local a consecuencia de una accidente ocurrido en octubre de 1956 mientras cuidaba en una carrera cuadrera en Campos de la familia Dumé en Saucesito (Paracao)....