miércoles, 7 de junio de 2017

DÍA DEL PERIODISMO: ¡NOBLE PROFESIÓN!

Tribuna de Opinión
Por ANIBAL GONZÁLEZ COMAS
¡SALUDAMOS A QUIENES EJERCEN ESTA PROFESIÓN CON NOBLEZA Y VOCACIÓN!!!
¡REPUDIAMOS A AQUELLOS INTRUSOS 
QUE 'VENDEN' SU TAREA!
Hoy - 7 de junio - se recuerda el 'Día del Periodista', justo homenaje a quienes ejercen esta profesión, rememorando al primer medio escrito de nuestra incipiente patria: "La Gaceta" de Buenos Aires que conoció sus calles por primera vez el 7 de junio de 1810.
Es el justo homenaje a los que ayer y hoy tienen la responsabilidad de informar - objetivamente - narrando cada una de las historias que nacen de la actividad cotidiana de los pueblos y opinando sobre las cuestiones que hacen a todo el espectro de la vida en comunidad.
Esta profesión es por lo general lo primero que se ataca desde el estado cuando se maneja desde gobiernos totalitarios, porque hacen la crítica a su accionar y porque no quieren que se conozcan detalles de lo que se esconde entre bambalinas desde la corrupción y el abuso del discrecional manejo del poder.
Si bien no creemos en los 'mártires' en esta profesión, como que es imposible ser 'independiente' cuando es alto el porcentaje de medios que pertenecen a corporaciones con intereses económicos  y cuando son los políticos de ocasión que se hicieron propietarios de medios para arriar agua para su propio molino, la tarea de la generalidad es respetable desde todo punto de vista, por más que se ejerzan presiones cotidianas sobre ellos.
Los hay - por otra parte - quienes, usufructuando de las posibilidades de ejercer periodismo, emergen como vulgares mercenarios, tentados por las necesidades ajenas que por lo general tienen de aliadas la política en todos sus niveles.
Son varios en nuestra región quienes tienen 'nombre y apellido' y esconden detrás de su profesión las reales intenciones de hacerse de dinero gracias a la venta de su opinión y de su trabajo a distintos intereses.

Paradigma de esta vulgar faceta de lo que no debería ser es el conocido vende-humo de noticias amarillas y falaces: Carlos Matteoda, quien usufructúa de su trabajo como asalariado en Diario Humo y que usa un decadente programa radial de frecuencia modulada en R. Litoral para organizar 'operetas' de prensa que luego traslada al papel del mencionado pasquín.

Provoca nauseas escucharlo decir hoy que "la ética periodística ha cambiado mucho, el rol del periodista, sacando de lado el periodismo de investigación, es el de profundizar temas, plantear interrogantes y pensar qué hay detrás de la primera información"... ¡nada más patético y propio de un cara dura infiltrado en los medios!... ¿De qué ética quiere hablar este individuo???
A la vista están las decenas de facturas cobradas por interesantes sumas de dinero en el tiempo de los Vázquez a la Municipalidad de San Benito - justamente - para atacar con bajeza a los que le hicieron la oposición a la corruptela vazquista en nuestra ciudad. Incluso usando a su propia hija para fraguar tareas de difusión - en Paraná - de actividades de nuestra comuna, facturando lo suficiente como para no delatarse ante la A.F.I.P. ¿A quien podrían hacer creer que esta decadente radio (ha cambiado tres veces de manos en un año) es escuchada en nuestro ejido por más de una docena de personas..?
CUANDO CARLOS MATTEODA USABA A SU HIJA PARA 'PRODUCIR' DINERO A COSTILLA DEL ESTADO MUNICIPAL DE SAN BENITO
Si bien el resultado fue letal y a la inversa de lo esperado, ya que una gran mayoría de ciudadanos sanbenitenses echó - literalmente - a los Vázquez del gobierno local, dándoles una brutal patada en el 'tuje' con los votos...Matteoda cobraba por mes una suma superior a dos sueldos y medio de un obrero municipal, sólo para atacar a supuestos 'enemigos' de los Vázquez. Si esa es la ética periodística con la que este mercenario se golpeaba el pecho en la mañana de hoy... ¡me cago en la ética!!!
Matteoda no difundía o difundía mal las "actividades oficiales", sino que se dedicaba a negar las oscuras travesuras y triquiñuelas del vazquismo aunque viera con lujo de detalles sus rojas consecuencias, a la vez de ser contestatario - por ejemplo - de SAN BENITO AHORA que nunca se preció de ser un medio de comunicación (pese a ser seguido por millones de personas) y que es de un nivel lejano de la prensa escrita... siendo que esta es un forma de opinar desde las redes sociales sobre lo que ocurrió antes y ahora... ¡nada más!
La burda maniobra, supuestamente periodística, se sustanciaba con origen en un amanecido programa radial pero tenía su jugoso sobre-avalúo en las páginas de diario Humo, donde ejerce funciones en su redacción y desde donde tiene absoluta libertad para atacar a indefensas personas que tienen por 'sambenito' ser críticos a los manejos cuasi delictivos de 'los Ángel Vázquez' de nuestra ciudad...
DOCUMENTAL DE CUANDO LA ÉTICA DE MATTEODA COSTABA A LOS VECINOS DE SAN BENITO DOS SUELDOS Y MEDIO DE UN OBRERO MUNICIPAL..!
En su interior este vende humo debe estar pensando en aquello de "pensar qué hay detrás de la primera información" como la posibilidad concreta de hacerse de unos pesos vilipendiando a quien sea con tal de hacer negocio con lo que ocurre, explotando en extremo aquello que está detrás de las noticias... que - para él - no es otra cosa que unos pesos extras para el bolsillo...

¡Qué lejos queda aquella epopeya libertaria que impulsó las ideas patrióticas, desconocidas por entonces, desde los caracteres que transmitieron el pensamiento de Mariano Moreno!!!

¡Qué inmediata cercanía - sin embargo - con los principios que animaron su nacimiento de la mano de la provisoria Junta de Mayo con una continuada comunicación pública de las medidas que acuerde para consolidar la grande obra que se ha principado, una sincera y franca manifestación de los estorbos que se oponen al fin de su instalación y de los medios que adopta para allanarlos, son un deber en el gobierno provisorio que ejerce, y un principio para que el pueblo no resfríe en su confianza, o deba culparse a sí mismos si no auxilia con su energía y avisos a quienes nada pretenden, sino sostener con dignidad los derechos del Rey y de la Patria, que se le han confiado... El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con que miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir los delitos...