sábado, 29 de abril de 2017

UNA VISAGRA DE CARA A LAS ELECCIONES

La imagen puede contener: 2 personas, multitud e interior

JORGE PEDRO BUSTI EMULADO AL AVE FÉNIX:
NUNCA SE DEJÓ CONSUMIR 
POR EL FUEGO DEL PODER
Víctima como tantos otros del ‘ninguneo’ de los que no son capaces de ocupar liderazgos por modos propios, aplaudido, venerado y discutido, pero nunca acusado, nunca señalado por actos abusivos y en beneficio propio como lo visto en los últimos años en los cuadros superiores de la política nacional  y provincial.
Si se puede llamar cenizas al llano político severo, es Jorge Pedro Busti el que sale indemne de tanta mala praxis de la política, de los que arribaron con el concepto de… primero me acomodo yo y los demás que esperen… y puede volar alto con la conciencia tranquila, y puede resurgir con fuerza desde el llano, de la mano de una amplia franja de creyentes de la  mística y el libreto que dejó para siempre Juan Perón como bases a observar, biblia pagana sustentada en el concepto básico y elemental como lo es la justicia social.
Hoy en Palma Junios de Paraná fue esa la sensación que dejó una gran convocatoria militante, que se amantó de conceptos primordiales que se pusieron en valor nuevamente, ya que se habían sostenido en el tiempo hasta que llegaron los que trastocaron las banderas populares por la idea del totalitarismo zurdo que fracasó con los Castro, los Kirchner, los Chávez, los Ortega, los Morales, los Maduro …
Hoy fue Busti el que se puso al hombro a los que no ostentan el poder, a los que no tienen cargos públicos, a los que no cuentan con la chequera sucia de los que usufructúan para beneficio personal de las necesidades ajenas, a la inmensa plaza de los que no pueden sentarse alrededor de los escritorios de ocasionales funcionarios, a los que miran desde afuera, a los que sufren del calor, de la lluvia, del frío, pese a lo cual están de pie para acompañar coherencia y conducción.
Es una visagra especial que coronó el concepto de apertura y participación como eje para delimitar quien conduce y quien acompaña en las generales de octubre dentro de la ortodoxia peronista. 
Es la idea aparente del gobernador Bordet que todos pongan los pies en el plato, que participen, que compitan y después del 13 de agosto se sumen para consolidar un triunfo necesario en octubre.
El gobernador necesita del acompañamiento mayoritario para lograr la fortaleza política ante el poder central y salvar de la zozobra la economía provincial bastardeada por las ilusas pretensiones del fracasado sueño entrerriano.