sábado, 11 de marzo de 2017

TODO TIENE QUE VER CON TODO

Tribuna de Opinión
POR ANIBAL GONZÁLEZ COMAS
Las cuestiones políticas en este año crucial para las aspiraciones del PRO tienen su importancia hasta en mínimos detalles, ya que el tiempo no perdona, las agujas del reloj parece que se aceleran para llegar a agosto de este año, cuando las P.A.S.O. abrirán el fuego de las consultas populares, que darán su veredicto respecto a la continuidad del proceso político nacional.
Todo tiene que ver con todo.
El escenario no puede ser peor. 
Torpeza por doquier esquilman posibles buenas intenciones de parte del presidente quien, sin uñas de guitarrero, aflora las garras de los poderes económicos postergando a las clases populares, en el criterio de sus opositores.
Sus opositores son de variado pelaje, aunque ya se ha visto que se entremezclan entre las muchedumbres que se vienen movilizando por sus reclamos los kirchneristas, quienes pretenden usar de caballo de Troya a la C.G.T. por poner sólo un ejemplo.
Todo tiene que ver con todo.
Hay una movida organizada y ‘transversal’ (al decir del ‘tuerto’ – Q.E.P.D.) que tiene por misión subterránea aprovechar las demandas sociales y salariales para provocar un sensible desgaste al gobierno nacional; tienen la historia reciente por manual y al barbudo kirchnerista Baradel sacando vales para ocupar lo más alto posible la grilla de candidatos a diputados nacionales del F.P.V. en Buenos Aires.
Mientras tanto, los popes de la C.G.T. resisten – todavía – las presiones políticas del frente izquierdo del ex F.P.V. y pretenden ser los intérpretes correctos de los reclamos salariales, manteniendo cierta independencia política.
La oposición no desaprovecha las protestas de toda índole y hasta las mujeres que se movilizaron con justas aspiraciones y demandas tuvieron que sufrir las infiltraciones políticas interesadas en generar el caos como sea.
Todo tiene que ver con todo.
Macri tampoco acierta con ‘la pobreza cero’ (los índices crecen despiadados) y los negocios ‘del viejo’, que en un tiempo cercano heredará, lo rozan y lastiman demasiado; lo del Correo es lapidario… Avianca…. Etc. El daño – en términos electorales - ha sido enorme y ya no hay demasiado tiempo para recomponerse ante la sociedad que en agosto habrá de votar.
Todo tiene que ver con todo.
De los problemas nacionales, de la caída en las mediciones de la imagen del presidente, nos debemos trasladar a nuestra ciudad que no es ajena a esa realidad. Por eso es que anoche vimos con preocupación la falta de organización para movilizar un número respetable de personas que se sientan comprometidas con el gobierno local, al menos que se sientan identificadas por simpatía o por deseos naturales de acompañar.
Anoche comentaba un gomero ‘lengua larga’ que en un búnker conocido se frotaban las manos y celebraban la ocurrencia del jefe cuando exclamaba
 -  A la movida se la organizó el ‘cabezón’ que se trae las suyas abajo del poncho… ese es un grano en el trasero que termina jugando para nosotros… (¿?)
Queremos entender el alcance de la frase y dudamos de su contenido, pero en lo que respecta al contexto general debe generar cierta preocupación de parte de los responsables de cuidar las espaldas del intendente y el aspecto político porque cuatro meses transcurren demasiado rápido.