lunes, 31 de octubre de 2016

SE VA ACLARANDO... LO QUE ESTABA EN PENUMBRAS

- SOMBRAS NADA MÁS.... ENTRE TU VIDA Y MI VIDA!!! -
CANTURREABA BUCÓLICO UN CONOCIDO DIRIGENTE RADICAL, MIENTRAS LE PONÍA ACEITUNAS EN LA BOCA AL CONCEJAL GIMÉNEZ EN UNA PARRILLA DE LA ZONA...
Casualidades ... nada más... cosas que pasan porque sí, no tienen razón ni sentido, pero ocurren en esos ratos de ocio y de esparcimiento tras las arduas tareas cotidianas, en las que se mezclan política y trabajo.
Es que los barquinazos que provocan las oportunidades circunstanciales no dimensionan las consecuencias de ese oportunismo casi diario que produce la fábrica política, tan efervescente como meteórica. 
Las cosas se saben y - en política - las infidencias son una constante.
De eso se trataba en el conciliábulo costeril un viernes de esos por la noche, cuando dos personajes se ocultaban entre la muchedumbre hambrienta  de vacíos y mollejas chirriantes, para regañarse con creces desde miradas llenas de reproches. 
SAN BENITO AHORA había dado en el clavo de forma letal y había provocado el justo reclamo ante la traición trapera y vulgar.
¡PIKITOS FALSOS...
AMBICIONES REALES!!!
Habíamos dado en el clavo cuando hicimos público el acuerdo que - hasta ese instante - se hacía figurar como funcionando a título de 'inter bloque', algo que en los últimos tiempos no creía ni el más idiota beneficiario del estatus político local.
Bruno Giménez y G. Xavier ya comulgaban del más ardiente compromiso con el Frente para la Victoria y - mirando hacia adelante - trataban de ensayar exigencias en pos del apoyo a una virtual candidatura local que ya ha sido anunciada.
Pero lo que más quedaba al desnudo era lo del concejal Bruno Giménez, que se pasó por el trasero la boina blanca inmaculada y se sirvió de los que otrora ostentaban el gobierno local sacando su tajada personal, sin importarle la traición al postulado 'Cambiemos', haciendo burdo gatopardismo con aquello de "todo cambia para que nada cambie".
El penoso alquiler de una vivienda en calle Santa Fe, entre 1° de Mayo y Margasín, era difícil de cancelar, por lo cual fueron los popes de las finanzas locales los que afrontaron los últimos seis meses de pago... ¡intercambio de figuritas!!!
¡Y el gallo cantó tres veces!
Desde entonces, el camino hacia la autopista que brinda un deteriorado Frente para la Victoria se despejó por completo y el sueño del tren bala pesa menos que una aventura personal hacia el horizonte del 2019...
- Así ... cualquiera!!! -