lunes, 1 de agosto de 2016

¿LO JUBILARÁN A 'POCHOCHO' BOTTEGAL???



¡FUE UNA DECISIÓN OPORTUNISTA E INCONSULTA!
NUNCA ESTUVIMOS DE ACUERDO 
CON HACERLE "UN MONUMENTO"
Seguramente su trayectoria lo justifique dentro de algunas décadas, cuando los que vengan revisen la historia de nuestra ciudad y encuentren suficientes motivos para dedicarle un monumento en su homenaje.
Pero hoy no es el tiempo ni el momento oportuno.
Hubo - y muchos otros - que pasaron antes, mucho antes por la actividad pública, política, deportiva o social, que fueron ejemplos de vida, cada cual en su función... Stelio Vatta, el principal de todos ellos... que merecen el reconocimiento ciudadano desde un monumento... José Pando, educador, activista, dirigente y funcionario público... etc., etc.
A Orlando Bottegal lo usaron con "fines politiqueros", incluso sin haber gestionado el acuerdo con la Curia, a quien pertenecía como presbítero, que no estaba de acuerdo...
La Iglesia Católica tiene normas respecto a los monumentos y - otros como los evangélicos - rechazan su uso pagano y su idolatría.
En el caso de Bottegal, su imagen debe ser retirada de los lugares públicos por cuestiones elementales y de respeto al culto católico, porque no se trata - ni mucho menos - de un "santo", sino que tuvo notorios "defectillos, sobre todo en el rubro polleril"... algo que todo el mundo tomaba como risueño, aunque tal vez 'les haya echo el mandado' a algunos de ellos...
Pero Orlando Bottegal, a poco de fallecer logro el inoportuno monumento pagano que lo recuerda, y fue instalado como "placero" en sus inicios...
Allí el vandalismo hizo de las suyas...
Volvió al taller del artista y lo recauchutaron como se pudo.
Lo repararon, lo pintaron acorde a su nueva función y fue a parar - entonces en calidad de "inspector municipal" - a la esquina de Friuli y San Martín. Con sólo observar la forma en que se instaló el monumento 'haciendo balanza' sobre su pedestal, basta para ver que ni cerca anduvieron los arquitectos...

Después de estar de polizonte enmascarado en la ex Confitería Aeropuerto por unas semanas, volvió a su lugar de inspector de tránsito - hasta que un conductor que nadie vio, ni siquiera la policía que está a 15 metros, volvió a declarar la liberación del tráfico arrancándole su brazo izquierdo levantado.
La remodelación de la transitada esquina de Friuli y San Martín no contempla la presencia de Bottegal por lo tanto tendrá nuevo destino... cuando lo reparen. 
Ya viajó este monumento hasta los talleres municipales esperando la inversión pública para calafatearlo una vez más.
Mientras tanto...
No viene mal otro sereno, por si las cámaras de seguridad dejan de funcionar.