miércoles, 31 de agosto de 2016

HISTORIA DE LA SEGUNDA BRIGADA AÉREA. SUS PRIMEROS AÑOS

AUTOR: ANÍBAL GONZÁLEZ COMAS

LA BASE AÉREA MILITAR
Y SU RELACIÓN CON SAN BENITO
CAPÍTULO 2:

CREACIÓN DEL GRUPO N° 3 DE OBSERVACIÓN

Hablar de nuestra Base Aérea Militar es hablar de un sentimiento fraternal, de un afecto mutuo que se cimentó desde sus propios orígenes, allá por diciembre de 1925.

Los primeros militares que vinieron para comenzar con la instalación del campo de aviación militar, encontraron entre los vecinos de San Benito mucha de la mano de obra necesaria para comenzar con la construcción de la unidad.  Esa relación laboral pronto se transformó en una relación de amistad, un vínculo que se mantuvo en el tiempo y que fue incentivado notoriamente en tiempos en que el Pbro. Horacio Tomás Laurencena estuvo al frente de la parroquia local.

Pero si era novedad para los puebleros de Paraná, mucho más lo era para nuestros colonos la construcción de un base militar, cuando la aviación estaba en pañales y la llegada de aviones por esta zona era demasiado esporádica.

Para encontrar noticia sobre los primeros hechos relacionados con la aviación de Paraná hay que remitirse a fines de 1925, cuando se dispuso la compra de las siete concesiones de 16 cuadras cuadradas cada una, destinadas al campo de aterrizaje y las construcciones necesarias para la unidad. Por entonces era el ejército argentino el que se encargaba de la aviación militar.

Dentro de la estructura de esa fuerza se tomó esta zona ante la hipótesis de conflictos para instalar una unidad que se encargara de la observación militar. Así fue que se dispuso la creación del Grupo N° 3 de Observación, mediante el Decreto publicado en el Boletín Militar N° 2928 de 22 de diciembre de 1925, dependiendo orgánicamente del Regimiento Aéreo 2 del Ejército Argentino.

Los trabajos comenzaron inmediatamente, bajo la dirección del Capitán Lorenzo Yódice (a quién se considera el artífice de la construcción de la Base Aérea de Paraná), pero se incentivaron a partir de marzo de 1926. El viernes 5 de marzo llegó a Paraná el ingeniero Janscen con el objeto de preparar las obras a iniciar del nuevo hangar, cuya construcción se debería iniciar para la segunda quincena de ese mes. El Director del Servicio Aeronáutico, Teniente Coronel Casinelli tenía previsto realizar una visita a las obras de la unidad a fundar como Grupo N° 3 de Observación para la semana del 8 al 14 de marzo.

El capitán Lorenzo Luis Yódice era entrerriano, nacido el 11 de noviembre de 1891; ingresó al Colegio Militar de la Nación el 22 de octubre de 1909 y egresó el 21 de diciembre de 1912 con la Promoción 37° como comando. Se retiró siendo General de Brigada el 24 de diciembre de 1946[1].

El sábado 6 de marzo de 1926 en horas de la tarde llegaron a Paraná por el vapor de la carrera los oficiales que formarían la plana mayor de la unidad. El grupo estaba integrado por: Tenientes Primeros Dardo Rocha y Mario Nobaza, Tenientes Enrique Guntsche, Guillermo Fonburen, Héctor Grisona y Bernardo Martínez. Estos militares comenzaron con su tarea en la unidad y para fines de dicho mes deberían regresar a Buenos Aires para traer a Paraná los primeros aviones[2].

El viernes 12 de marzo todos los oficiales dependientes del 3° Grupo de Observación, al mando del Capitán Lorenzo Yódice se trasladaron a la Casa de Gobierno para presentar sus saludos al Gobernador Mihura, quién los esperó con los Ministros de Gobierno y Hacienda. La visita fue en retribución a la hecha por el mandatario a la nueva unidad militar ubicada en chacras al Este de la ciudad y para presentar a los nuevos pilotos militares[3].

Para fines del mes de marzo los trabajos en la base militar estaban muy avanzados tanto en la pista como en las primeras dependencias y se planeaba realizar la inauguración oficial para la primera quincena de abril, para lo cual se esperaba la visita del Ministro de Guerra y el arribo de doce aparatos[4].
BLERIOT XI – 1911 – Primer avión que aterrizó en Paraná en mayo de 1911
La inauguración oficial se postergó por razones de fuerza mayor y para el 1°de mayo eran esperados en Paraná los flamantes aviones Bristol, que partirían de la Base de El Palomar con destino a la nueva base. La escuadrilla de aviones estaría al mando del Capitán Victoriano Martínez de Alegría. Los aparatos serían conducidos por los siguientes pilotos: Tenientes Bambúes, Grivolia, Avilés y Guntche y se los esperaba para las 4 de la tarde, pero finalmente el despegue no se produjo postergándose un tiempo más el recibimiento de las flamantes unidades.

Por otra parte el mismo día se conoció la designación del Mayor Antonio Parodi como el primer responsable de conducir la flamante unidad aérea del Ejército, quién estaba en Buenos Aires finiquitando el plan técnico que debía ser aprobado.




[1] (www.comisiondeingenieros.ejercito.mil.ar)
[2] (“La Mañana”. Domingo 7/3/1926. Hemeroteca del Archivo General de Entre  Ríos)
[3] (“La Mañana”. Sábado 13/3/1926. Hemeroteca del Archivo General de Entre  Ríos)
[4] (“La Mañana”. Domingo 28/3/1926.. Hemeroteca del Archivo General de Entre  Ríos)