miércoles, 20 de julio de 2016

EL CHISTECITO PARA MERENDAR

Un vez mi billetera
con mucha plata engordé
no creerán si les dijera:
¡cuántos amigos junté!...
Alcahuetes me sobraban,
gente nueva conocí,
muchos falsos me abrazaron,
¡qué tarde lo entendí!
era como un caburé,
todo el mundo me rodeaba,
¡fueron muchos que enteré
de las cosas que soñaba!
Después de tanto... me quedé
muy solo, tras un mal año;
siempre el mismo y me apodé
¡negrito que no destiño!