domingo, 12 de junio de 2016

U.O.C.R.A. QUIERE BLANQUEAR SUS IRREGULARIDADES

ACUDIÓ AL CONCEJO DELIBERANTE "EN .SUBSIDIO" PARA QUE ANULE 
LA DECISIÓN DEL INTENDENTE
El asunto relacionado a la concesión de Parque Pedro Crisólogo Vieytes va adquiriendo ribetes impensados desde que el gremio que gozaba de su concesión incumplió reiteradamente con el convenio suscrito el 16 de diciembre de 2010, por el cual se le otorgaron 10 años para la explotación de sus instalaciones.
Es de público conocimiento que el gremio U.O.C.R.A. incumplió con su compromiso y - peor todavía - no protegió el patrimonio de la ciudad, dejándolo en un estado de evidente abandono, tal como se constató mediante acta notarial realizada el 18 de febrero de 2016.
Lo más grave de los hechos que llevan a la rescisión del convenio es el faltante de la sala de máquinas por completo, las bombas del pozo semisurgente, como también el deterioro visible de las piletas, en particular de la pileta olímpica de 50 x 25 metros, la que acusa "grietas de importancia"... "se encuentra vacía y en su parte más profunda se observa agua acumulada color verde y basura".
Es grave y requiere de resarcimiento económico inmediato esta irresponsabilidad en el cuidado de los bienes del predio en cuestión, pero mucho más irresponsable y que exige de las autoridades municipales su reclamo en sede judicial es el desmantelamiento y demolición de las construcciones existentes, tanto lo que era el "servicio sanitario" y el sitio donde estaba el comando de las bombas semisurgentes, aludido en el convenio original como "el tablero se encuentra en una edificación lindera, de tipo precaria, con techo armado en ladrillo en forma de curva"...
Si las construcciones eran precarias o no lo eran es un tema aparte, pero no consta en el convenio autorización alguna para proceder a su demolición, por lo cual es responsabilidad de las actuales autoridades municipales reclamar en sede judicial su restitución o amortización. 
Esta cuestión no fue soslayada en ningún momento por el abogado que concurrió el jueves pasado a fundamentar los beneficios de prorrogar el convenio, más bien ocultó esta información a los concejales, defendiendo los intereses del U.O.C.R.A., siendo que cobra un interesante sueldo en nuestra municipalidad. 
Era obligación del asesor Hoffman informar de esta irregularidad a los concejales, que bien podrían ser sorprendidos en su buena fe cuando se intentó sacar "sobre tablas" la prórroga del convenio entre el municipio y el U.O.C.R.A. sin determinar fehacientemente cual será el monto de la indemnización por los daños causados por el citado gremio, daños que fueron corroborados por acción del notario actuante.
Por el contrario, aprobó la acción realizada por el gremio, dándola por "suficiente", cuando el delegado dijo que habían realizado las denuncias pertinentes por los faltantes ante la policía... 
Cabe preguntar entonces:
¿Reúne las condiciones el gremio U.O.C.R.A. para acceder a una nueva franquicia para la explotación de nuestras instalaciones recreativas, cuando ha incumplido con lo convenido, ha omitido cuidar de nuestro patrimonio, ha demolido inmuebles sin autorización?
Definitivamente: ¡Nooooo!
Por lo tanto las autoridades del D.E.M. no sólo deben rechazar cualquier apelación, sino reclamar en sede judicial la indemnización por incumplimiento, descuido y por decidir de manera unilateral la demolición de construcciones...
No se trata de justificarse con aquello de que "el municipio no está en condiciones de explotarlo". Si no tiene fondos disponibles que no lo explote: así de simple!!! Ya que por falta de fondos no vamos a resignar ni rifar nuestro patrimonio.