sábado, 28 de mayo de 2016

LAMENTAMOS QUE SE SALGA A LA CAZA DE BRUJAS

EL USO DE CÁMARAS DE SEGURIDAD
Tribuna de Opinión
POR ANIBAL GONZÁLEZ COMAS


Lamentamos profundamente lo ocurrido en relación a la instalación de dos cámaras de seguridad en el recinto del Honorable Concejo Deliberante de nuestra ciudad, a partir del exagerado uso político por parte del Bloque del Frente para la Victoria, que actuó de muy mala fe ante lo que se pudo haber solucionado de forma menos mediática.
Por empezar las cámaras llamaron la atención de todos los concejales, debido a que nadie estaba informado de su instalación. Si bien el Presidente del H. Concejo Deliberante Rubén Palacios hizo la aclaración posterior en la Sesión Ordinaria llevada a cabo el jueves 26 de mayo, se pudo haber evitado lo ocurrido.
No obstante, queda claro que es facultad constitucional y de la ley orgánica de los municipios de Entre Ríos el ejercicio del poder de policía dentro del recinto y es obligación el resguardo de la documentación existente por parte del Presidente, por lo tanto no necesita autorización de nadie para proveer de cámaras para dar seguridad al edificio.
Esto debe quedar muy claro, de lo contrario se estaría arrogando facultades que no les son propias a los concejales.
Pero lo que es de lamentar - realmente - es la vil actitud llevada adelante por los concejales del Frente para la Victoria al denunciar una mentira, porque las cámaras eran de seguridad, lo que significa que no tenían sistema de audio, como se pudo constatar fehacientemente. Aducir una especie de espionaje o confabulación contra ellos (como que si fuera verdad no afectaría al resto del H. Cuerpo legislativo local) es una chicana perniciosa que afecta los intereses de todos.
Es evidente la intencionalidad maliciosa por parte de estos concejales cuando, estando en la Sesión Ordinaria N° 203 el jueves pasado y siendo informados ante la presencia de una escribana que las cámaras de seguridad habían sido retiradas, abandonaron la sesión en repudio a algo que ya no existía.
Lamentable por cierto. Como también es lamentable que se haya subido al carro circense, que no tenía otro objeto que el de adquirir notoriedad mediática, el concejal de Cambiemos Bruno Giménez, joven inexperto que fue usado con propósitos inconfesables, dando entidad a algo tan descabellado como la de creer que alguien tiene interés en escuchar lo que dicen los preclaros discursos de nuestro ediles.
¿Cuál sería el interés en escuchar lo que se habla por parte del D. Ejecutivo Municipal si tiene entidad para estar en todos y cada uno de los encuentros en plenario o comisiones del H.C.D. que se le ocurra?
La verdad: no se entiende la necesidad de hacer "espionaje hitleriano" como se adujo, por lo tanto esta acción no merece más que nuestra total descalificación por falaz, tendenciosa y mezquina que le hace un flaco favor a nuestra institución municipal.
Llamamos a la reflexión para que se ejerza la oposición que le hace tanto bien al sistema democrático, sin necesidad de estas chicanas perniciosas que, a la larga o a la corta - como ocurre ahora -, vuelven con un efecto boumerang que pone en tapete actos de supuesta corrupción desde sobreprecios, etc.
Reiteramos: ¡No nos hacía falta llegar a esta situación!