jueves, 21 de abril de 2016

LOS HABERES DEL PERSONAL MUNICIPAL DEBERÁN SER ACTUALIZADOS

PRIMERO SE DEBERÁ SUPERAR 
LA EMERGENCIA VIAL
El tratamiento del aumento salarial para el personal municipal no puede ser tomado como una herramienta de política barata para ejercer desde una oposición que tuvo la responsabilidad hasta hace pocos meses de normalizar de manera eficiente dicha situación.
Hay en tratamiento "en comisión" en el H.C.D. un proyecto del Frente para la Victoria, en la reunión de la fecha, que pide una actualización de los haberes del personal municipal que se deberá resolver. Creemos que pasará al archivo dado que no se explica de donde podría salir presupuesto para afrontar un aumento salarial, cuando el lunes  se aprobó un gasto extraordinario de un millón de pesos para afrontar la crisis vial. 
Aparte de ello, en diciembre pasado se aprobó la ordenanza reguladora de los salarios de los funcionarios, atado a cualquier aumento salarial del personal de planta; ahora aparece el FpV queriendo desengancharlos del aumento que pretenden para los empleados y obreros de la comuna, algo que ya está establecido coo norma a observar en los próximos cuatro años.
El partido Encuentro por San Benito interpreta que el salario municipal, corregido sustancialmente a partir de enero de 2016, deberá ser corregido en el mes de junio, o como máximo en julio, pero para ello deben intervenir las partes interesadas: el Departamento Ejecutivo Municipal y la representación obrera, no el H. Concejo Deliberante en primer instancia.
Esto está dispuesto así por la ley y por la Ordenanza del Ejercicio Presupuestaria de 2016, por lo cual no se puede llegar con una operación que busca un rédito político, que se ve a todas luces, pero que no encaja en el marco legal que rige.
Esperamos que no se use la necesidad salarial de los municipales, con una opereta de fantasía para quedar bien con unos pocos y no con una cuestión real que debe resolverse en el marco establecido, en el que no compete al H. Concejo Deliberante modificar, sino por la previsión establecida de antemano por la ordenanza que rige.