jueves, 24 de marzo de 2016

FALLIDO INTENTO DEL OFICIALISMO SANBENITENSE EN EL H.C.D.

PESE A QUE HUBO UN REUNIÓN PREVIA
HABÍAN DISTRIBUIDO LA JEFATURA DE LAS COMISIONES A SU GUSTO, SIN HACER PARTICIPAR A TODOS LOS BLOQUES
Normalmente, en todos los concejos deliberantes, la distribución de los cargos para presidir las distintos comisiones de trabajo se realiza en una reunión previa, con participación de los distintos bloques de manera proporcional en lo que fuere posible.
Pero en San Benito las cosas parecen ser distintas.
Los integrantes del Bloque oficialista participaron de la reunión previa, pero en ningún momento dialogaron sobre la integración de las comisiones de trabajo; cuando comenzó el plenario pidieron el tratamiento sobre tablas y se les otorgó; de inmediato, a instancia del Presidente del Bloque C. Ramos, leyeron lo que ya tenían resuelto entre ellos, sin consulta previa respecto a la distribución de nombres de representantes de los otros bloques; esto provocó una rápida sensación de avasallamiento sobre el resto de los ediles y se generó el pase a un cuarto intermedio, pese a que hubo algún renunciamiento en el afán de componer lo que a la vista quedó como acto autoritario y de falta de respeto  hacia el resto de los ediles. En el caso "Encuentro por San Benito" no había sido tenido en cuenta, vaya a saber por qué razón y el concejal Carlos Ramos se había reservado la Presidencia de la Comisión de Presupuesto, Hacienda y Producción.
Luego del cuarto intermedio y a la conformación de las comisiones... ¡oh sorpresa! para el oficialismo. Carlos Ramos no contó con los votos necesarios para presidir una comisión y se aprobó por mayoría simple que Marcelo González presida la de Presupuesto.
Fue una lección con moraleja: 
La lección es que contar con una supuesta mayoría no significa tener poder decisión sobre el resto de los ediles.
Y la moraleja es que la 'mayoría' es facultad de darla al plenario del Honorable Concejo Deliberante, ejerciendo su autonomía y que la misma se debe constituir en cada punto que se trate, sin que le pertenezca a nadie.