miércoles, 17 de febrero de 2016

¿CELEBRAMOS LA LLEGADA DE AGUA DULCE A NUESTRA CIUDAD?

HUBO ANUNCIOS IMPORTANTES
EL GOBERNADOR SE COMPROMETIÓ A DOTAR CON AGUA DULCE A SAN BENITO 
Y COLONIA AVELLANEDA
En el discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial el gobernador Bordet anunció oficialmente que - entre los proyectos a llevar adelante - se dotará a San Benito y Colonia Avellaneda de agua dulce, en función de lo que originalmente se había proyectado con la nueva planta potabilizadora de Paraná.
El importante anunció fue la noticia más importante que hemos recibido los sanbenitenses en el curso del año, ya que es el reclamo de una amplia mayoría de habitantes.
Se dice que habrá que adecuar una cisterna de acopio importante y construir la red madre que traiga el líquido elemento hacia la zona colindante entre C. Avellaneda y nuestra ciudad.
Queda en manos de los legisladores provinciales, principalmente de Ángel Vázquez que representa a nuestra ciudad, para que insistan lo suficiente en las áreas de gobierno correspondientes para que el mensaje del gobernador Gustavo Bordet no que en una mera expresión de deseos, sino que se concrete en el más corto plazo.
En función de esto que se puede transformar en una realidad a corto o mediano plazo, creemos desde SAN BENITO AHORA que se debe comenzar a dar el debate ciudadano respecto a la distribución del agua domiciliaria.
En ese aspecto entendemos que la municipalidad no debe deslindarse de su responsabilidad constitucional y legal respecto a la atención y prestación correcta de este elemental servicio.
Por de pronto, agua y cloacas, no se puede estar pagando por separado porque incide en el presupuesto del vecino, máxime cuando hay una evidente imposición de la primera tarifa que no se condice con la realidad; al respecto, basta con analizar que se parte en la facturación con un consumo de 12.000 litros, cuando en realidad hay cientos de conexiones que no llegan a ese número en el consumo de los respectivos domicilios; otro problema es que si un usuario tiene dos o más conexiones en todos los casos debe pagar una "cuota societaria", un evidente abuso que está fuera de toda lógica.
Estos y otros varios casos dignos de analizar, son suficientes para determinar que hace falta una consulta popular, un referendum, para determinar si un nuevo servicio de agua potable "y dulce" debe ser provisto o no por la municipalidad.
Esto ya no corresponde solamente al H. Concejo Deliberante sino que deberán ser los propios vecinos los que resuelvan en el caso para que luego no se suscite un pase de facturas interminable sobre conveniencias, inconvenientes, etc.
Como afirmamos, es tiempo de adelantarse a los hechos para que luego todo sea más previsible y no salga una determinación unilateral o producto de una reunión y urgida por los tiempos legalizada por una "sesión extraordinaria" de parte de los concejales.