viernes, 18 de diciembre de 2015

UN ANIVERSARIO DIGNO DEL RECUERDO

UN DÍA COMO HOY NACÍA MIGUEL ÁNGEL SIGURA
CAMPEÓN PANAMERICANO 
DE CICLISMO POR CUARTETA EN 1966
FUE EL ARQUETIPO DE LA FUERZA SOBRE LAS DOS RUEDAS
Miguel Ángel Sigura desde muy chico estuvo vinculado a nuestro pueblo ya que, aunque vivía frente a la Base Aérea en calle Soldado Bordón, concurría a nuestra escuela N° 28. 
De esa manera formó aquí un amplio grupo de amistades que mantuvo en el tiempo. Le decían "El Ruso" en el ambiente que se manejaba.
En su juventud se dedicó a la práctica del ciclismo y en poco tiempo se constituyó en una de las figuras más relevantes, cuando ese deporte aún era “popular”, en relación a la expectativa que despertaba en el público.
¡Fue un gran campeón! Con una cosa muy peculiar: no le gustaba correr "en equipo"! (nunca supimos por qué)
Su especialidad fue la ruta, aunque lo vimos en muchas pruebas de circuito ganando sobre los más avezados de esa especialidad. 
En Paraná, era habitué de las competencias en la Plaza Sáenz Peña, en la que participaban los hermanos Breppe, Bonín y otros que no recuerdo; allí pudimos verlo en una oportunidad ¡arrancar los rayos de la rueda trasera al afirmarse sobre los pedales!... ¡Era increíble la polenta que le ponía a los pedales!!!
Pero el mejor recuerdo que personalmente tengo sobre él, cuando era un habitual seguidor de esas competencias (lo seguí en esa carrera con mi moto Gilera Giubileo 175 cc), fue en oportunidad de una Doble Paraná - Gualeguay. En esa carrera en la ida hacia el sur entrerriano tuvo un percance pasando Victoria y llegó 25 minutos detrás del primer pelotón, que encabezó el italiano (piamontés) Delmo Delmastro (ganador del Cruce de Los Andes en 1960).
En el regreso hizo una proeza que no tenía antecedentes; no sólo recuperó el tiempo perdido, sino que le sacó otros seis minutos de diferencia a Delmastro; es decir, llegó con más de media hora de diferencia con el segundo en poco más de 200 km. de recorrido…¡fue algo bestial, impresionante!
Miguel Sigura fue un gran campeón nacional de ruta, con lo que mereció ser tapa de la prestigiosa revista “El Gráfico” y en el número 2374 del 7 de abril de 1965 apareció en una nota de dos páginas como una de las más importantes figuras del ciclismo nacional; a poco menos de un mes, el 5 de mayo de ese año ganó en Córdoba con gran suceso la doble Porteña- San Francisco. Fue campeón Panamericano en Ruta por cuarteta en Mar del Plata en 1966.